Skip links

Nos hemos acostumbrado tanto a las comodidades en nuestro hogar, que cualquier cambio nos crea una gran cadena de molestias. Si se desconecta el servicio eléctrico, se pueden utilizar alternativas para cocinar como el gas, pero si hay problemas con el servicio de distribución de agua, entonces si que habrá problemas serios. Está el problema de la higiene por un lado, pero aun más importante el uso del servicio sanitario. Ahora, suponiendo que todos los servicios de distribución estén en orden, existe otro mecanismo que ocasiona muchos más inconvenientes: el desagüe. El desagüe abarca tanto las aguas negras como las aguas jabonosas. El tratamiento de las aguas negras es obviamente distinto del tratamiento de las aguas jabonosas. Normalmente se quiere atrapar la grasa, el jabón y cualquier otro liquido que pudieran afectar el trabajo de los microorganismos que se encargan de disolver los desechos sólidos.

Return to top of page